Piel Sana y bonita en 5 pasos

En la época en la que vivimos, expuestos a diario a redes sociales, para casi todas las mujeres y cada vez más hombres tener un cutis sano y bonito, una imagen perfecta, se convierte en una necesidad.

shutterstock_43124581.jpgDeseamos una piel lisa, sin arrugas, sin imperfecciones ni manchas y con luminosidad porque es signo de belleza y salud. Cuidarnos nos hace sentirnos bien y nos levanta la autoestima, nos da seguridad en nosotros mismos pero ¿sabemos como cuidarla? Te lo explicamos en cinco sencillos pasos

1. Limpiar y tonificar

Estos dos pasos son la base del éxito de toda rutina de cuidado facial. Tienes que saber que  ¡El agua no limpia sola!

Existen una gran variedad de productos de limpieza que se adaptan a todos los tipos de piel, (secas, mixtas, grasas, sensibles, con manchas, acnéicas…) Utilizar un producto no adecuado puede ser igual de desastroso como no usarlo, ven a la farmacia, te podemos asesorar.

Debes limpiar la piel mañana y noche todos los días y no olvides tonificar la piel tras la limpieza diaria y semanal. El tónico retira los restos de suciedad que puedan haber quedado, equilibra el pH de la piel y cierra los poros.

 

¿Por qué?

La piel está en constante renovación, en su interior se van formando células nuevas que llegan hasta la superficie donde mueren, aquí es donde encontramos restos de células muertas mezcladas con suciedad que puede provenir del polvo del ambiente, la contaminación, la grasa, el sudor y el maquillaje. Esto forma una capa que no ves pero que es impenetrable para los productos que apliques después y además te da un tono apagado y triste y eso si lo ves.

¿Qué conseguirás?

Un cutis más liso y luminoso porque eliminas la capa de suciedad que recubre la piel y potencias el efecto de los tratamientos que apliques después.

Para conseguir una limpieza perfecta deberías hacerte una limpieza semanal con exfoliantes y mascarillas. Es una limpieza más profunda. Puedes encontrar exfoliantes (físicos, químicos o enzimáticos), para pieles secas o muy secas se recomiendan una vez por semana o cada quince días y para pieles grasas una vez por semana. No se deben utilizar nunca sobre una piel grasa que presente acné inflamatorio.

Tras el exfoliante, aplicas la mascarilla y la dejas actuar mínimo 10 minutos, también hay una gran variedad, puedes encontrar desde hidratantes hasta de arcillas que eliminan la suciedad por absorción.

2. Contorno de ojos y labios

Tras la limpieza, este es el siguiente paso de tu rutina.

Esta zona es donde primero aparecen los signos del envejecimiento, pueden aparecer arrugas, bolsas, ojeras oscuras y descolgamiento del párpado.

La piel del contorno de ojos es mucho más fina y delicada que la del resto del rostro. Tiene más facilidad de arrugarse y descolgarse por ello necesita un cuidado especifico. Además está en contacto con el glóbulo ocular el cual esta lubricado mediante las lágrimas las cuales tienen una composición concreta. Los contornos de ojos respetan el equilibrio de las lágrimas, protegen la zona sin agredirla y previenen irritaciones o enrojecimiento. Es por esto que no se recomienda aplicar la crema facial en esta zona.

3. Serum

Seguimos aplicando el serum.

Son preparados faciales muy concentrados, oil free de textura muy ligera que se absorben rápidamente llegando a las capas más internas de piel donde hacen su acción.

Ideal para todo tipo de pieles (secas, mixtas y grasas), encontrarás un serum para cada necesidad: hidratantes, calmantes, antioxidantes, antiarrugas, reafirmantes, iluminadores o despigmentantes.

Además preparan la piel para facilitar la absorción del tratamiento que te apliques después y potencian su acción.

4. Tratamiento

A continuación debes aplicar tu tratamiento favorito.

Éste debe ser de textura agradable y adecuado a tu tipo de piel con lo cual debes elegir el que mejor se adapte a ti. Podrás encontrar cremas, fluidos, emulsiones, gel-crema o ampollas.

Encontrarás tratamientos hidrantes, nutritivos, calmantes, antiacné, antiarrugas, antioxidantes o reafirmantes.

Aunque todos se pueden aplicar mañana y noche, algunos son recomendables sólo por la mañana o sólo por la noche, si tienes dudas sobre como aplicarlo para conseguir resultados espectaculares ven a preguntarnos.

5. Prevención solar

Por ultimo debemos aplicar el fotoprotector.

Este es un paso IMPRESCINDIBLE para conseguir el éxito en tu rutina facial.

El sol es responsable del fotoenvejecimiento cutáneo, provoca radicales libres que producen arrugas, rojeces, manchas, falta de luminosidad, fragilidad de la piel y en casos mas graves cáncer de piel. Estamos expuestos a él durante todo el año, incluso en los meses de invierno y días nublados las radiaciones llegan  a nuestra piel provocando daños. Así que no olvides aplicarte el fotoprotector adecuado a tu piel antes de salir de casa.

Espero que estas líneas te hayan resultado interesantes. Puedes dejar tus consultas anónimas en nuestra Web: http://www.farmac.es/ las responderemos a la mayor brevedad o visitarnos en facebook: Facebook Farmacia Casanova. Para más información de la farmacia entra en http://goo.gl/VDXua

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cosmética, Cuidado personal y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s